¿Dudas con el envío?

635 809 710

De Lunes a Viernes de

9:00 a 14:00 y 16:00 a 18:30

Volver

El suelo hidráulico y su origen en el Modernismo

El diseño de nuestras alfombras bebe de los suelos modernistas de la Barcelona clásica.
¿Pero, sabéis cómo se fabricaban dichos suelos? Hoy os lo contamos.

 

El origen de la baldosa hidráulica

La historia de la baldosa hidráulica se remonta en 1857 , fecha en la que aparecen sus primeras referencias. Aun así, no fue hasta 1867 que se consolidó en la Exposición Universal de París.
La empresa Garret, Rivet y Cía la presentó la baldosa hidráulica en dicha Exposición Universal como una innovación tecnológica única ya que no precisaba cocción para elaborarse pues el sistema se basaba en la prensa.
La llegada de esta técnica en el contexto del Modernismo dotó a estas baldosas de una estética más artística ya que los fabricantes contaban con la colaboración de diseñadores como Alexandre de Riquer, Josep Puig i Cadafalch i Enric Sagnier. Destaca entre ellos el famoso arquitecto Antoni Gaudí, quién diseño el pavimento que ahora podemos ver en la acera del Paseo de Gracia de Barcelona.
En realidad, este tipo de baldosa fue diseñada para los suelos de la Casa Batlló pero finamente se colocaron en la Casa Milá.

 

Intercambio-de-casas-Barcelona-Panot-Gaudi
casabatllostore.com

 

La fabricación de la baldosa hidráulica

Los diseños de las baldosas solían imitar la forma de las alfombras ya que la mayoría tenían una cenefa que delimita el suelo. En cuanto a la composición de las formas, éstas eran combinadas con dos, cuatro o seis tipos de piezas. Cuantas más combinaciones más complicación había en el proceso de elaboración del suelo hidráulico.
Esto se debe a que el mosaico era fabricado pieza por pieza: se hacía una pasta con agua, polvo de mármol, cemento blanco, arena y el pigmento del color que se quería utilizar. Por tanto, cuantas más tonalidades se quisieran poner en el dibujo de la baldosa, más tiempo se necesitaba para su fabricación y consecuentemente más cara sería.

 

gr_966168_6906023_170152
mozaiekjes.com

 

Para hacer las baldosas el procedimiento que se llevaba a cabo consistía en verter cada color de pasta en las formas de los agujero de la trepa. Esta era una especie de molde de hierro que conformaba la silueta del dibujo que tendría el mosaico. Se llenaba hasta llegar al grosor de veinte o veinticinco milímetros y seguidamente se colocaba el molde en una prensa hidráulica que la compactaba. Después se extraía, se dejaba secar y posteriormente se sumergía durante un día entero en agua. El siguiente proceso es el que da el nombre de “hidráulico” al tipo de baldosa: estas se humedecían con agua y se ponían en una cámara con alto nivel de humedad durante veintiocho días, que es el tiempo requerido para que la pasta se endureciera con el proceso químico que hace el agua.

 

2
mosaicnostrum.com

 

El proceso de fabricación de las baldosas hidráulicas, prácticamente no ha cambiado: continúan estando hechas de la pasta de cemento comprimido con la prensa hidráulica. A día de hoy no se ha encontrado otro sistema que las dote de tanta resistencia a golpes y solidez.

 

proceso-fabricacion-baldosa-hidraulica-antigua
enticdesigns.com

 

Finalmente, es importante destacar la gran virtud de este tipo de baldosas y su proceso de fabricación: la variabilidad de los dibujos y colores que se pueden adaptar tanto a espacios interiores como exteriores.

 

Captura de pantalla 2015-11-02 a las 11.53.27
mutina.it

 

Captura de pantalla 2015-11-02 a las 11.54.13
elix.es

 

Captura de pantalla 2015-11-02 a las 11.52.35
mutina.it
preloader